GESTIÓN INTEGRAL DE FILTRACIÓN

FILTROS DE AIRE COMPRIMIDO

El aire es una mezcla incolora, inodora e insípida de muchos gases, principalmente nitrógeno e hidrógeno. El aire se contamina naturalmente con partículas sólidas, del tipo de polvo, arena, hollín y cristales de sal. Esta contaminación varía con los diferentes entornos y la altitud. El vapor de agua es otro ingrediente natural que se puede encontrar en cantidades variables en el aire. La cantidad de vapor y la contaminación del aire juegan un papel vital en el proceso de compresión y en la calidad del aire suministrado por el compresor. El aire sin tratar a presión atmosférica contiene importantes cantidades de agua y otros contaminantes, del tipo de gotas de aceite y partículas de polvo. Cuando se comprime el aire, aumenta la concentración de humedad y otros contaminantes. Si permanece en el sistema, esta mezcla tiene un efecto negativo sobre los equipos neumáticos, causando paradas de producción innecesarias, productos defectuosos y reducción de la vida útil de los equipos. Los filtros de aire comprimido eliminan los contenidos de aceite y suciedad en el aire, mientras que las secadoras de aire comprimido eliminan el vapor de agua antes de que el aire alcance el punto de utilización.

No hay ningún producto que se ajuste a su selección.

Ministerio de Industria y Turismo - Red.es Unión Europea; Proyecto cofinanciado por el fondo europeo de desarrollo regional (FEDER)